domingo, 27 de diciembre de 2015

EL ENCLAVE


El aporte de hoy lo dedicaré a comentar el nuevo CD de “El enclave”, titulado ”A tutto tondo”, este grupo lo integra entre otros uno de mis exalumnos, el estimado Pablo Castro y a cuyo pedido escribo estas líneas, aunque sin pedirle permiso para oficializarlas en este blog.
Como siempre: primero click en play y mientras escuchamos algo de su primer disco (“Nulle Part”), seguimos leyendo.

Solamente comentaré los aspectos musicales, interpretativos, y trataré de no ser demasiado “tecnicista”.
Qué música juegan ellos? Al final del texto encontrarán el link para visitar su canal de youtube, donde hay mucho y muy buen material.
No comentaré el diseño ni el arte, la parte visual de sus producciones, porque no soy un entendido, pero…. lo recomiendo, lo reconozco como algo muy, pero muy valioso… en fin: compren el disco.

Querido Pablito Castro:
En general muy afinados, a veces la guitarra no tanto… pero de ese modo mejorable y “sin querer queriendo”, rescata la frescura de esta música: cierto grado “natural” de afinación no-perfecta es parte de la cultura folclórica tan envidiada e incomprendida por los músicos exclusivos de la música “culta”. Es como el gesto natural de los guitarreros de pulsar las cuerdas al aire en pleno cambio de acorde, es decir entre un acorde y otro, cuando las cuerdas quedan sin pisar, si un guitarrista clásico quiere hacer eso… queda horrible! Amílcar me decía: "la afinación va por dentro"... es eso. Me encanta!
Ensemble: perfecto, en algunos poquísimos momentos me da la sensación de trastabilleo inseguro en algunos instrumentos, me huele a que se debe a nervios al momento de grabar… suele pasarnos a todos, lástima que en esos momentitos se evapora irrecuperablemente un cachito de diversión.
Excelente me pega la elección de los instrumentos para cada línea, cada voz, logran una carga emotiva bien importante, y ¿de qué se trata la música – especialmente ésta -  si no es de la emoción? En lo personal esta música mueve lo migrante que hay en mí. Tal vez logre que el público sienta despertar esa faceta - a veces ignorada - que todos llevamos dentro, y que especialmente en estos días, que el mundo occidental parece recién darse cuenta que todos somos migrantes, siempre fuimos…
En cuanto a la “fusión” (que fea esa palabra… que bastardeada) de los estilos también: estupendo! En conjunción con la elección de instrumentos, mantienen al escucha activo, participando con su oído en el juego y siendo siempre gratamente sorprendido, ya sea por la progresión y el desarrollo de las líneas melódicas y sus variaciones, como por el re-encuentro (eventualmente) con las primeras melodías al cerrar el tema su forma.
Unas veces íntimo, amoroso, otras veces efusivo, loco de danza, siempre fraterno…
Se siente que transitan aquel camino difícil para llegar a ofrecernos algo que parece ser sencillo, que se percibe como tal, pero que los músicos sabemos los obstáculos técnicos, mecánicos y emocionales que hallamos en ese transitar… eso es lo que llamamos profesionalismo y tiene mucho que ver con el amor, con el cariño que hacemos las cosas.


Además es evidente que en este camino, ustedes pueden (y deben) descubrir mucho más y mejorar aún más los juegos que nos vayan regalando.
Muchachos los felicito y sobre todo les agradezco: tremendo disco! Sabelo!

Canal youtube:

martes, 15 de diciembre de 2015

GRISETA

CLICK en PLAY:




Griseta (castellanización del francés grisette) era el nombre dado a las costureras y obreras, a causa de cierta tela gris, floreada, que vestían.

El tango en sí – como género – exige al intérprete instrumental una enorme libertad expresiva. El arreglo para guitarra que suelo tocar de “Griseta”, es el del Maestro Atilio Rapat y trato de hacerlo con absoluta libertad en el fraseo melódico, buscando con el manejo de los tiempos y la riqueza tímbrica, una INTERPRETACION SONORA del SIGNIFICADO LITERARIO del texto y de cada una de las palabras, sin olvidar que es un tango y  que estamos tocando guitarra.

Eso es parte de mi oficio y en este aporte abro una ventanita para compartir.
Este tango compuesto por Enrique Delfino y con letra de José González Castillo, es una pieza muy rica en varios sentidos, pero gran parte de esa riqueza radica en su letra. Para mi modo de interpretación musical es imprescindible comprender la letra más profundamente, es decir: profundizando en la información y evitando las simplistas deducciones contextuales.

Veamos:
Debemos tener al menos noción,  de los siguientes autores y las obras especificadas:
-Alejandro Dumas: “La dama de las camelias” (Armand Duval, Margarita Gauthier)
-Henri Murger: “Scènes de la vie de Bohème”
-Puccini: “La boheme” (Musetta, Mimí, Rodolfo y Schaunard)
-Abate Prévost: “Les Aventures du Chevalier Des Grieux et de Manon Lescaut” 
LETRA:
Mezcla rara de Museta y de Mimí
con caricias de Rodolfo y de Schaunard, (1)
era la flor de París
que un sueño de novela trajo al arrabal…
Y en el loco divagar del cabaret,
al arrullo de algún tango compadrón,
alentaba una ilusión:
soñaba con Des Grieux,
quería ser Manon. (2) 
(1) Menciona a los personajes de la novela “Scènes de la vie de Bohème” de Henri Murger (1822-1861), sobre la que se hizo la famosa ópera de Puccini “La boheme”. Musetta y Mimí son dos costureritas que viven apasionados romances al igual que Rodolfo, amante de Mimí,y Schaunard, un músico.
(2) Aquí menciona a los personajes de la novela “Les Aventures du Chevalier Des Grieux et de Manon Lescaut” del abad Antoine François Prévost d’Exiles (1697-1763), mejor conocido como Abate Prévost. Aquí Des Grieux es amante de Manon, quien muere hacia el final de la novela.
Francesita,
que trajiste, pizpireta,
sentimental y coqueta
la poesía del quartier, (3)
¿quién diría
que tu poema de griseta
sólo una estrofa tendría:
la silenciosa agonía
de Margarita Gauthier? (4) 
(3) “Barrio”, en buen francés.
(4) Margarita Gauthier es el personaje central de la novela “La dama de las camelias” de Alejandro Dumas (h) (1824-1895), quien también muere tristemente víctima de la tuberculosis.

Mas la fría sordidez del arrabal,
agostando la pureza de su fe,
sin hallar a su Duval, (5)
secó su corazón lo mismo que un muguet. (6)
Y una noche de champán y de cocó, (7)
al arrullo funeral de un bandoneón,
pobrecita, se durmió,
lo mismo que Mimí,
lo mismo que Manón. (8)
(5) Armand Duval es el amante de Margarita Gauthier en la novela de Dumas.
(6) El muguet es un arreglo floral típico de Francia con la que se estila adornar la ciudad los primeros de mayo. Son unas campanillas blancas que se marchitan en poco tiempo.
(7) cocaína.
(8) Se vuelve a mencionar a los personajes de “Scènes de la vie de Bohème” y “Manon Lescaut” respectivamente, ambas con un final trágico.

Le repeticón del estribillo ya es entonces con otro carácter

Francesita,
que trajiste, pizpireta,
sentimental y coqueta
la poesía del quartier,
¿quién diría
que tu poema de griseta
sólo una estrofa tendría:
la silenciosa agonía
de Margarita Gauthier?

fuentes: http://blogsdelagente.com/apologiatanguera/2009/01/14/notas-sobre-griseta/?doing_wp_cron, http://www.todotango.com/

Ya con todos estos elementos invito a escuchar esta versión casera en guitarra, siguiendo la letra, o no, como cada quien quiera.



miércoles, 2 de diciembre de 2015

INVITACIÓN - Viernes 4.12. CCE 20 hrs. Rincón 629

Como siempre: click en play y a seguir leyendo.


Conmueve sentirlos tocar
la sutil esencia de la música,
la raíz más profunda del alma, sobrevolar los instrumentos
como pájaros de piar atardecido
y, a la vez, sucios de vida y de años,
de los oscuros bodegones de antaño,
lograr el canyengue, el yeito, la roña
del más sagrado y vigente barro popular.

Este poema de Nacho Suárez, que sin pedirle permiso imprimimos en la carátula del disco, describe en su modo poético a la perfección nuestra manera de interpretar estos tangos.

A lo largo de mi carrera de concertista en guitarra clásica, fui haciendo varias “paradas”. Al encontrarme, por ejemplo, con el repertorio del compositor clásico Fernando Sor, me quedé un tiempo estudiándolo, descubriéndolo, lo mismo sucedió con el repertorio de piezas renacentistas, o con la obra de VillaLobos… bueno, la parada del tango me lleva ya varios años y aunque sigo caminando otros senderos propios de la guitarra clásica, me llevo en la mochila lo aprendido en esa “estación Tango”.
Como guitarrista de “academia” acudí a los amigos de estirpe tanguera (Carlitos Morales, Julio Cobelli, Fredy Pérez, Numen Vilariño, etc.), a que me permitan acercarme al tango, a dejarme seducir, dejarme llevar, y recuerdo con cierto orgullo cuando el Maestro Ruben de la Puente, con su sonrisa socarrona y cómplice, parafraseando al gran Pichuco, me dijo: “me parece muy bien que te estés embarrando un poco”.
Este segundo disco está hecho de esa manera: con la “academia” a cuestas pero también con el “barro”, con el conocimiento a la hora de hacer los arreglos musicales y con la enorme ductilidad de Gravina en el piano.
Esta subespecie del género tal vez podría denominarse “Tango de cámara” por las sutilezas que encierra y por la libertad expresiva que exige, aunque a veces, es más “tango” que “cámara”… y otras veces a la inversa. Es como dice Nacho: la sutil esencia de la música, y, a la vez, sucios de vida y de años.
ESTAN TODOS INVITADOS!!!!!

Homenaje a Montevideo