sábado, 30 de enero de 2016

BAJÓN


Como siempre: “click” en “play” y a seguir leyendo.


Lo que escuchan es un fragmento del “Tema de María” (arreglo de Agustín Carlevaro).
Esta grabación integra un disco que hicimos con Gotan.uy únicamente con temas de Piazzolla. Además de ser uno de los poquísimos temas que yo mismo considero que quedaron bien, es un  disco clandestino, diseñado y armado por nosotros mismos, sin sello, sin disquerías, sin impuestos… y del cual ya no me quedan más. Solamente el original.


Pasemos al aporte de hoy…  desde ya pido disculpas.

Hace ya un buen rato que no comparto algún poemita de los míos. Acá van dos. 

Con el único ánimo de compartir el desánimo, ante la avalancha de cosas que pasan en el planeta, cosas que están siendo en estos precisos instantes en que leemos esto, pienso que ésto que hago, es precisamente una de las poquísimas cosas que podemos hacer nosotros, los de a pié: 
compartir nuestra falta de esperanza, y nuestra cansada utopía… que es lo mismo.



Ganas de vivir
No estaría del todo mal,
salirse, fortuitamente,
por fuerza mayor
desestimar lo inherente,
cagarse de risa del alma,
a pura náusea mantener la mirada
sobre la mierda
y con pena admitir,
que es más fuerte el asco,
que las ganas de vivir.




Tuerquita con diente roto
Se acabó la poesía.
Chau! No hay más. Se agotó!
Continúa Babilonia y nos queda solo la farsa del capricho del revolucionario arte liberador.
y…¿ésto qué es? dirán algunos…
Pues eso: una mierdita.
Resumiendo, no es más que un egoísmo inútil, como si los hubiera útiles,
que tampoco los hay.
No hay nada. Y si la hubiese estaría llenita de nada.

Reímos, cantamos, lloramos, rezongamos e incluso amamos y no somos más que nuestros propios bufones.
Nos inventamos día a día, postulándonos utópicos ante los umbrales de la amurallada,
sin siquiera concebir que fuimos y seremos siempre parte de su engranaje.
Me cago en la poesía, en la música, en la esperanza.


Repito: disculpen el bajón.

Nos quedamos con Piazzolla.

Salud!